Principal  Obra reciente    Paisajes del Pirineo    Paisajes Somontano    Marinas lagos reflejos  


Paisajes de Aragon     Sitios favoritos     Exposiciones     Consejos






Limpieza de cuadros al óleo

         La limpieza del polvo con plumeros producen rayaduras sobre la película de barniz protector, lo mejor es limpiarlos en seco y con paños suaves.  La capa de polvo oscuro que se va acumulando en la superficie puede ser eliminada frotando, cuidadosamente, con miga de pan o una goma de borrar muy blanda.

               La limpieza en húmedo es muy peligrosa, pues todo medio acuoso penetra y actúa en la capa inferior y la imprimación base, y agrietando a la larga, la superficie. No utilice nunca el remedio tan difundido de frotar el cuadro con una patata, jabón o detergente,  estos aunque sean neutros, son inconvenientes por su calidad húmeda, tampoco la vaporeta como he oido y leido por ahí últimamente. 


         Entre los materiales que existen para la limpieza son considerados como más inocuos la nafta disolvente, y la decalina, ambos de escasa potencia sobre barnices y pinturas pero suficientemente activos sobre capas de suciedad superficiales. El disolvente se aplica con muñequillas de algodón y tratando de evitar las fricciones duras y prolongadas, y si el soporte es lienzo con bastidor poniendo detrás de éste un panel o cartón duro como soporte para no dañar el lienzo.

Un  claro ejemplo del mismo óleo antes y después de una limpieza y remoción de barniz.

      




 

Remoción de barnices antiguos

             Se pueden quitar con disolventes, actuando con cuidado extremo de no dañarla pintura ni levantar las capas superficiales y veladuras de ésta. Primero ponga el cuadro plano sobre una mesa y si es lienzo sobre bastidor como he descrito antes con el soporte trasero adecuado y límpiese el mismo con un algodón levemente humedecido en esencia de trementina, hasta que sea eliminada toda la suciedad y vestigios grasos. Cuando la superficie esté seca frótese con un algodón humedecido en un disolvente que actúe sobre el barniz como la bencina o benzol, el benzol es un excelente disolvente de las resinas, pero son más enérgicos el toluol y el xilol. 

              Yo personalmente utilizo el alcohol metílico o metanol o bien alcohol etílico, ambos ejercen una fuerte acción disolvente sobre las capas secas de barniz, el tetracloruro de carbono  se evapora muy rápido y no es inflamable, es muy conveniente para las ceras y no tanto para el barniz. También empleo una mezcla de  3 partes de alcohol metílico  y 1 de éter, cuidado con el  éter pues es muy activo y peligroso,  no debería ser usado solo.   La mayoría de estos disolventes son peligrosos en sus emanaciones e inflamables y se deben usar con pleno conocimiento de sus cualidades y propiedades.  Por favor úselos en lugares amplios  y bien ventilados, y procure no aspirarlos.

El disolvente se irá aplicando con una muñequilla de algodón, por pasadas cortas de movimiento circular y vigilando constantemente la parte que sea frotada para comprobar si aparece manchada de color y detener la operación esa zona . Cambie la  muñequilla a menudo para que no se sature de barniz y deje de ser eficaz, las manchas de moscas hay que rascarlas con una cuchilla o bisturí muy afilado con especial cuidado.
                Una vez levantado todo el barniz dejar  evaporar el disolvente  por completo antes de  proceder al nuevo barnizado, es preferible dar 2 capas finas y cruzadas que una gruesa dejando secar la primera antes de dar la otra.



Agrietamiento

       El agrietamiento puede producirse por un lienzo muy delgado para el peso de pintura que soporta, por pintar sobre un fondo muy suave, lustroso y duro, por cambios extremos de temperatura, por falta de rigidez en el lienzo o bien por apretar las cuñas de los bastidores en exceso.

      Se podrá disimular pero nunca corregir completamente, mezcle blanco de cinc en polvo con un poco de cola de caseína y repare las grietas, después se retocan  cuidadosamente con color.



Pequeños agujeros y rasguños

       Estos se rellenan con una masilla compuesta de blanco de España y aceite, o por cola o una solución espesa de caseina y barniz de retoque, después de aplicada la masilla y cuando esté próxima a secar se oprime sobre el área rellenada un trozo de lienzo con tejido muy similar al original para que el efecto textural quede muy igualado a éste. Dejar secar bien y aplicar sobre la masilla una capa ligera de goma laca.

        Una masilla excelente y de cualidades transparentes se prepara añadiendo a una solución de sulfato de aluminio al 10 %, otra de amoníaco para que se produzca una reacción alcalina, cuando el compuesto tiene una consistencia gelatinosa se le agrega aceite espesado y barniz dammar denso, esta masilla endurece con mucha rapidez por lo tanto debe limpiarse seguidamente la que rebase por los bordes.

Varias fotos ilustrativas del proceso de reparación de un agujero con pérdida de tela.

Pulsando sobre ellas puede verlas a gran tamaño.

       

Bodegón que restauré hace pocos meses y que el cliente quedó muy satisfecho,  ya que era un cuadro de sus antepasados y le tenia mucho cariño. 

Como puede verse una vez terminado ni se nota el roto, ya que posteriormente se debe pintar con los colores más aproximados al original.



Nota: 

Si tiene algún comentario,  pregunta o algo que aportar a esta sección te agradeceremos su colaboración, envíenos sus  opiniones, dudas .......

Para obtener más información, póngase en contacto conmigo a través del correo .











 

PrincipalObra reciente | Paisajes del Pirineo | Paisajes Somontano | Marinas lagos reflejos | Paisajes de Aragon |

 | Sitios favoritos | Exposiciones | Consejos




Web realizada con  BlueGriffonTM     y sistema operativo Gnu - Linux
Creación y diseño web  Chema  Ballabriga Samitier 
Puede ponerse en contacto si lo desea con jballabriga@yahoo.es para preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2009 - 2017  CUADROS CHRIS.

Aviso legal